miércoles, 1 de diciembre de 2010

Sesiones de una psicóloga

Una psicóloga rubia, desgarbada y de rostro reconocible le pregunta a su paciente:
¿Qué es lo contrario al amor?

El paciente sonríe pensando, esta me la sé. Y responde seguro:
El odio.

La psicóloga se mantiene en silencio. Esboza una sonrisa cómplice y una negativa:
Lo contrario del amor es la indiferencia.
Si el amor es la máxima expresión de sentimientos, lo contrario es la inexistencia de ellos.

4 comentarios:

  1. Es que esa psicóloga es muy sabia.
    Ya os contaré otras cosas de sus sesiones...
    Gracias por pasarte por aquí elenna{Antzel}

    ResponderEliminar
  2. Una de las cosas que siempre digo, es que lo que mas me duele en los que quiero es la indiferencia...
    A veces, me quejo cuando me riñen o castigan, pero siento que si lo hacen es porque me quieren, y entonces no tengo mas remedio que estar agradecida.
    Odio cuando se dan por vencidos y solo obtengo silencio, indiferencia.
    Eso me duele más que cualquier castigo...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Cuando el camino entre dos personas llega a la indiferencia es el fin de ese camino. No hay nada más allá.
    Si la indiferencia viene sólo de uno de los lados el otro sin duda sufre muchísimo. Más que con cualquier bronca o castigo. Discutir es amar también a fin de cuentas...
    jajajaja...
    Ufff me he puesto filosófico??? No me pega... jajajaja...
    Un abrazo dánae

    ResponderEliminar