miércoles, 30 de marzo de 2011

Irrealidades

(se recomienda escuchar esta canción mientras se lee este post)

video

 

El tiempo pasa, dando enormes pisotones, pudiendo aplastar cosas o dejarlas intactas. Sobre los recuerdos provoca un efecto curioso, los vuelve irreales. Les coloca capas encima hasta que llega un día en el que al evocar dicho recuerdo no nos reconocemos, es como si nada de lo que pasase en él hubiese sido nunca real.
Se crea una lucha brutal entre la memoria y mente. La memoria te trae situaciones, personas y palabras de tu vida, mientras tu mente no distingue lo que fue real de lo que simplemente fue impostado.
Los recuerdos al pasar el filtro de la mente son evaluados bajo el enorme pisotón del tiempo y no te reconoces pero eres tú, fue real.
¿Realmente esas palabras eran mías?
Fue real que amaste de esa manera a esa persona, pero tu mente no lo ve así
Lo peor de todo, ¿sentí esas cosas que mi memoria dice?
Porque vivirlas las viví.


Cuanto más tardío es el recuerdo suele provocar, en muchas ocasiones, más vergüenza. No se trata de que la elección que tomaras fuera equivocada o acertada sino de que la tomaste. Nuestro tiempo en el mundo es ínfimo, todo lo contrario que dentro de nuestra cabeza. La memoria no es capaz de guardarlo todo, sin embargo no encuentro lógica al modo de elección y sobretodo da rabia que cuánto más quieres eliminar algo, más profundo se coloca. Y más irreal se vuelve.
¿Por qué es todo tan lejano cuando es simplemente mi vida?
Existe la posibilidad de que existan varios Yos que nazcan vivan y mueran dentro de mi  vida…


Nos vemos de niños en nuestra mente e intentamos reconstruirnos con esa edad. Dónde está la forma en que funcionábamos. ¿Y los reyes magos? Te miras a los ojos. Es irreal. El pasado y el futuro son muy parecidos, ninguno de los dos existe, sólo que uno lo conocemos y el otro no. Ambos son alterables y volubles de igual manera. El pasado no está acabado, continúa siempre.  A la memoria es fácil que se agarre el dolor, es su manera de no soltarnos, de hacer su trabajo. El dolor tampoco se escapa al paso de la irrealidad, aunque la reacción química entre ambos no siempre es la misma, se grandifica o empequeñece.
Acaso no sentís ganas de llorar.
¿Da más miedo el futuro o el pasado?
Cada momento que se convierte en recuerdo te cambia aunque parezcas inalterable.


Hay personas con la mente ordenada, sin embargo la memoria por mucho que intentamos ordenarla nunca lo conseguiremos. Los recuerdos se colocan en el orden que quieren y no los podemos tocar, no guardes nada que no quieras perder dentro de tu memoria.  Las personas son el elemento que se vuelve más irreal en nuestra mente, las alteramos a gusto y concierto llevándolas a donde quisiéramos que estuvieran, muchas veces las magnificamos sin criterio y otras muchas más las empobrecemos vilmente. Porque a través de la memoria y en nuestra mente todo es irreal.
No, no, no, no, no, no, no, no, no, no, no, no ,no ,no ,no.
¿Hay algo objetivo en este mundo, el cúal no podemos observar desde otro lugar que no sean nuestros ojos?


Hasta aquí puede parecer que nuestra memoria no tiene nada bueno, sin embargo que placer es recordar anécdotas con alguien que amas. Me encantaba escuchar a mi abuela. Es alegre saber que aunque las cosas se acaben no desaparecen porque están en un lugar, que encima es tuyo.
Muchas veces se me saltan las lágrimas sólo con pensar en ti.
Aunque no me ames, una parte de tu amor ya es Mio.


Sabéis, en mi cabeza normalmente suena un piano y realmente no sé si lo que he escrito anteriormente es algo común al todos los mortales o es algo propio y exclusivo de mi cabeza. Me gusta pensar que esas grandilocuentes filosofadas son humanas y no Erosianas…


No hay comentarios:

Publicar un comentario